Alentejo en camper: Castelo de Vide y Marvão

El viaje en furgo por el Alentejo está llegando a su fin, y la verdad que nos vamos con muy buen sabor de boca. Con ganas de repetir un viaje con la casa a cuestas y con ganas de recomendar esta zona de Portugal. En este último artículo de la serie alentejana os vamos a contar que ver en los dos últimos pueblo que visitamos, y posiblemente dos del top-5 de nuestra lista. Continua leyendo para conocer estos dos bonitos pueblos de la zona norte del Alentejo y que se encuentran muy cerca de la frontera española.

Qué visitar en la zona del Alentejo

Castelo de Vide

A Castelo de Vide llegamos un poco por casualidad el penúltimo día de nuestro viaje, ya que, en un principio nuestra idea era dormir en Marvão, pero nos pilló una tormenta y debido a que Marvão se encuentra en una zona muy alta, hacia mucho viento y no estábamos del todo a gusto por lo que decidimos bajar a algún pueblo cercano para buscar otro sitio donde dormir. Así que llegamos a Castelo de Vide por la tarde, aparcamos a las afueras del pueblo al lado del polideportivo y aprovechamos para dar una vuelta por el pueblo, ya que la lluvia parecía que no daba una tregua.

La verdad que ir a visitar este pueblo fue todo un acierto. Castelo de Vide se sitúa a los pies de una colina y como todos los pueblos de la zona, tiene un castillo en la zona más alta. El castillo es de época medieval y data del siglo XIII. Como no podía ser de otro modo, está rodeado por una fortaleza, la Fortaleza de São Roque.

Paseando por las calles medievales de Castelo de Vide
Paseando por las calles medievales de Castelo de Vide

La verdad que es de los pueblos que más nos gustó porque tiene rincones muy fotogénicos y puedes estar un buen rato perdido por el casco medieval de calles empedradas y luego pasar a la zona de las juderías. Tiene tal encanto que es considerada como la Sintra del Alentejo.

Nosotros entramos en la pequeña Sinagoga, que hoy en día se ha convertido en un ecomuseo, donde se puede descubrir un poco más de cómo era la vida en Castelo de Vide y sobre las familias judías que vivieron aquí, debido a que este pueblo alcanzo su apogeo como comunidad judía en el siglo XV durante la expulsión de los judíos de España. La entrada al museo es gratuita.

Las juderías de Castelo de Vide
Las juderías de Castelo de Vide

Castelo de Vide es famoso por el agua mineral que brota de sus fuentes, se puede degustar por ejemplo en la Fonte da Vila, fuente del siglo XV tallada en mármol.

Plaza de la Fonte da Vila
Plaza de la Fonte da Vila

Marvão

Quizás Marvão sea uno de los pueblos más visitados de esta zona de Portugal, y no es para menos, se encuentra a los pies de la Sierra Sao Mamede.

Cuando nos acercamos por la carretera, desde lo alto de una colina nos da la bienvenida su castillo y la muralla que rodea el pueblo. Merece la pena parar en algún punto para hacer una foto desde esa perspectiva.

Marvão enclavado en la montaña
Marvão enclavado en la montaña

Una vez se sube la carretera, hay un parking gratuito para dejar el coche. Nosotros dejamos el coche en el aparcamiento que hay habilitado para vehículos de gran tamaño. Se encuentra a la izquierda antes de la última curva que llega al pueblo, encontrareis un parking de tierra amplio para furgonetas y caravanas, por lo que si venís a visitar Marvão en este tipo de vehículo, os recomendamos dejarlo aquí. Si por el contrario venís a hacer vuestra visita en un turismo normal un poco más adelante a la izquierda encontréis otro parking para aparcar antes de entrar a pasear por el pueblo.

Como ya os hemos comentado al principio del articulo, Marvão se encuentra entre nuestro cinco pueblos favoritos del Alentejo, y creemos que muchos viajeros que hayan estado por aquí nos darán la razón, ya que además de la ubicación privilegiada, es realmente bonito, sus calles y el castillo tienen un encanto especial.

Paseando por la muralla de Marvão
Paseando por la muralla de Marvão

La historia de Marvão

El origen de Marvão se remonta antes de los romanos, aunque fue durante esta época cuando alcanzo gran importancia, ya que fue un enclave estratégico. Marvão también fue una ciudad musulmana, ya que estuvo bajo el dominio del taifa de Badajoz, hasta 1160 que fue conquistada por Alfonso I y poco después paso a formar parte del reino de Portugal, época en la que se amplió el castillo y se convirtió en una gran fortificación medieval.

Para llegar hasta el castillo hay que seguir la muralla. El paseo se puede hacer por la parte de abajo o por encima de la muralla, teniendo así unas mejores vista del pueblo y del paisaje que lo rodea.

Vistas de la muralla de Marvão
Vistas de la muralla de Marvão

Antes de llegar al castillo atravesamos los Jardines de Santa María, que aunque no son muy grandes están muy bien cuidados.

El castillo fue construido sobre la roca al oeste del pueblo y merece mucho la pena su visita, ya que tiene unas vistas muy buenas desde la torre del homenaje y está bastante bien conservada la estructura del mismo.

Castillo de Marvão
Castillo de Marvão

La verdad que nos preguntamos si no se ha grabado ninguna película en este castillo, porque es espectacular.

Aunque si algo nos llamó realmente la atención fue el enorme aljibe abovedado lleno de agua que se puede visitar dentro del recinto del castillo.

Por si alguien no lo sabe, un aljibe es un depósito de agua normalmente situado bajo tierra, que sirve para recoger y conservar el agua de lluvia, o de un rio cercano o un manantial.

Lo más increíble es lo grande que es, con 46 metros de largo y 10 metros de alto, tiene capacidad para almacenar agua para abastecer a Marvão aproximadamente durante unos 6 meses, y además tiene una magnífica acústica.

La entrada al recinto del castillo cuesta 1,5€ por persona.

El aljibe del castillo
El aljibe del castillo

Dónde comer en Marvão

Después de la visita y antes de poner rumbo a España, decidimos despedir el viaje furgonetero con una buena comida tradicional alentejana en el Restaurante Casa Do Povo, si queréis comer en alguno de los restaurantes de Marvão os recomendamos reservar antes, sobre todo si vais en fin de semana o festivo.

Es comida tradicional alentejana y bastante contundente, pedimos una sopa cada uno y luego dos platos de segundo para compartir y no pudimos tomar postre de lo llenos que estábamos.

Después de comer en el Restaurante Casa Do Povo
Después de comer en el Restaurante Casa Do Povo

Aquí termina nuestro viaje por el Alentejo, todo un descubrimiento y que recomendamos a todo el mundo que se aventure a descubrir. Además la experiencia furgonetera nos ha encantado y estamos deseando repetir.

Más contenido para planificar un viaje por el Alentejo

No te pierdas toda la información de nuestro viaje en camper por el Alentejo (Portugal).

¡Te esperamos en el próximo articulo! Para cualquier duda o comentario puedes escribirnos a nuestro mail agolpedebotas@gmail.com o dejarnos un comentario aquí abajo.

¿Quieres organizar un viaje a El Alentejo? Aquí tienes ayuda para empezar a planificar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba

¡No te pierdas ninguna novedad, y consigue gratis nuestra guía para iniciarte en cicloturismo!

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN