Senda Camille. Etapa 5: Gabardito – Lizara

Senda Camille. Etapa 5: Gabardito – Lizara

Esta etapa la puedes considerar como una de las más disfrutonas que podrás realizar en este trekking, ya que es bastante corta y asequible en comparación con sus antecesoras.

A tener en cuenta que ahora mismo hay abierto un refugio en la Selva de Oza que hace que esta etapa sea más larga, si se decide acortar la anterior.

Ficha técnica

Track de la ruta: para descargar

Pinchando aquí podéis encontrar el track de la ruta.

Diario de ruta

Comenzamos el día, bastantes cansados y con ganas de seguir durmiendo, pero ya hemos alargado demasiado el sueño y hay que ponerse el marcha si queremos desayunar.

Además de las ampollas de ayer, José Luis ha sido atacado por las chinches… si no fue suficiente con la paliza, el cansancio le añadimos estas picaduras, esto fue el remate.

Por fin salimos del refugio, los últimos y con mejor ánimo que al despertar. Sabíamos que por delante no había mucha tralla hoy y podríamos relajarnos. Cierto que en algún momento de la planificación tuvimos en mente subir a Bisaurin pero hoy no nos queremos machacar.

La ruta empieza por las pistas de esquí de fondo de la estación de Gabardito, hasta que llegamos a un sendero que nos da paso a ver las montañas que conforman el valle en su máximo esplendor vespertino. Y por fin vimos la primera marca que indicaba la Senda Camille, una huella de oso en color azul, impregnada en la roca.

Una de las primeras marcas de la Senda Camille que encontramos

Seguimos con una lenta y suave subida donde nos volvemos a encontrar con el hilo electrificado para contener al ganado dentro de un área que nosotros esta vez conseguimos sortear sin llevarnos ningún chispazo.

Vistas del valle

Una vez dejamos esta zona nos introducimos de lleno en un paraje de prados rodeados de montañas que nos vigilan en nuestro lento caminar. Hoy si, disfrutando, ya que sabemos que nos quedan poco menos de 4 kilómetros y nos quedaba bastantes horas del día para llegar al refugio.

Disfrutamos de los verdes prados y de las siluetas de otros senderistas que van surgiendo en sus cumbres. En este tramo nos volvemos a encontrar con Felix y Presen seguimos con ellos un buen rato disfrutando de una charla animada y de otra clase de geografía de los las cumbres que vemos ¡un lujazo!

Senderistas caminando por los prados verdes

Empieza la última y tendida subida del día al Collado del Foraton, donde nos alejamos de nuestros compañeros de viaje y llegamos a la cima donde nos encontramos con un montón de macutos apilados y otro grupo esperando. Preguntando nos damos cuenta que de aquí es donde empieza la subida final al Bisaurin, en nuestro caso dejamos esta subida pendiente para otra ocasión.

Paramos para comer tranquilamente en el collado, disfrutando de las vistas de los dos valles.

Terminada la parte de subidas, comienza la última y larga bajada al refugio de Lizara que la hacemos con mucho ánimo porque sabíamos que llegaríamos al refugio bastante temprano aunque se nos terminó haciendo pesada por la gran pendiente que tiene en algún tramo y que no terminábamos de ver el refugio.

Última bajada del día, antes de llegar al Refugio de Lizara

Por fin llegamos a un punto donde lo vemos y después de 9 kilómetros tranquilos de ruta podemos premiarnos con un merecido descanso y cervezas, reponiendo fuerzas para la que dicen ser una de las etapas más bonitas de esta ruta.

¡Nos vemos en la próxima etapa de la ruta!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies