Azores: Isla de São Jorge

Azores: Isla de São Jorge

Tras un vuelo de apenas una hora en un pequeño avión de hélice ya estamos en São Jorge. Una pequeña isla de 8km de ancho y 50 de largo, que es un paraíso en mitad del océano.

Era una de las islas que más ganas teníamos de visitar, y después de haber acabado el viaje se ha convertido sin duda en nuestra isla favorita de las Azores.

Sera por la amabilidad de su gente, el verdor de sus paisajes o la tranquilidad que se respira. Pero lo que está claro que los días que hemos estado aquí nos han sabido a poco, y lo marcamos como lugares a los que volver.

En este artículo te vamos a contar todo lo que nos fascino de São Jorge, y esperamos que te entren ganas de visitar este pequeño trozo de tierra sobre el Océano Atlántico. Para saber dónde comer, donde dormir y como moverse por la isla, pincha aquí.

Historia de São Jorge

São Jorge fue poblada alrededor del año 1460, siendo así la segunda isla del grupo central en ser habitada. Pasada una década, ya había varios núcleos de población en las costas oeste y sur, incluyendo Velas. La prosperidad de las ciudades de la isla, se basó  en el cultivo  del trigo. Debido a su aislamiento, nunca llegó a tener importancia económica dentro del archipiélago.

En los siglos XVI y XVII sufrió varios ataques de corsarios ingleses y franceses y de los piratas turcos  y argelinos. De hecho, es famoso el ataque que sufrió la ciudad de Velas en 1708 por parte del francés Du-Gray-Trouin. Gracias a la heroicidad de los habitantes de Velas, Du-Gray-Trouin se retiró de São Jorge con grandes pérdidas en su tripulación.

Entre los siglos XVI y XIX, la crisis agrícola azotó la isla y provocó la escasez de los alimentos. Esto se vio agravado por seísmos y erupciones volcánicas, que arrasaron la isla.

Ya en el siglo XXI y XX, empieza a tener más presencia la actividad pesquera. Actualmente, los pastos de la isla son de alta calidad, lo que se refleja en  la producción del queso típico fabricado con leche de vaca, con Denominación de Origen Protegida, también debido al aeropuerto y puertos modernos en Velas y en Calheta han contribuido a la apertura y la integración de la isla en el archipiélago y en el mundo.

Nuestro recorrido por la isla

Qué no te puedes perder en São Jorge

Día 1: primeras impresiones y uno de los mejores atardeceres del mundo

Fajã Grande

Llegamos a la isla a mediodía. Después de dejar las cosas en el alojamiento y comer algo nos fuimos a explorar y decidimos pasar la tarde en las piscinas naturales de Fajã Grande.

Fajã Grande
Fajã Grande

Estas piscinas están situadas al lado de un camping, muy cerca de la población de Calheta.

Desde aquí vimos un precioso atardecer. Según atardecía las nubes que cubrían la Isla de Pico fueron desapareciendo y nos dejaron una estampa de la cual costaba apartar la mirada.

Observando la Isla de Pico al atardecer desde la Fajã Grande
Observando la Isla de Pico al atardecer desde la Fajã Grande

Cenamos en el restaurante del camping que hay al lado, y es muy recomendable. Si reservas o avisa que vas a comer allí, podrás disfrutar de pescado a la brasa.

Día 2: desde la cima de la isla al extremo este

Pico da Esperança

Ficha técnica

Track de la ruta para descargar

Pinchando aquí os podéis descargar el track para seguir la ruta con el GPS.

Descripción de la ruta

El Pico da Esperança es una montaña volcánica que pertenece a la freguesía del Norte Grande, municipio de Velas. Esta montaña debe su origen a un volcán localizado en la cordillera central de la isla y es la mayor montaña de esta isla elevándose hasta 1.053 metros de altura.​

Subida la Pico da Esperança
Subida la Pico da Esperança

La ruta empieza desde un pequeño parking a la entrada de la Reserva Forestal del Pico da Esperança. Desde este punto se asciende poco a poco por una pista muy bien señalizada.

La ruta aun llegando al punto de más elevación de la isla nos pareció que tiene un desnivel muy tendido.

Señales que marcan el camino hacia el Pico da Esperança
Señales que marcan el camino hacia el Pico da Esperança

Al llegar a la parte del cono volcánico, nos quedamos sin habla. Poco a poco las nubes iban y venían para dejarnos ver un paisaje increíble.

Desde este punto se ven las fajãs de la isla así como la isla de Faial y la isla del Pico al sur, y si nos giramos mirando hacia el norte, veremos la Isla Terceira y la isla Graciosa. Pero lo mejor de todo es la sensación que da el mirar hacia todos lados y ver la inmensidad del océano, sentirse pequeñito e imaginar todo lo que hay por descubrir.

Pico da Esperança
Pico da Esperança

Para la bajada dimos la vuelta al cono volcánico y retomamos el mismo camino que hicimos para subir hasta llegar al coche.

Fajã dos Vimes

Después de retomar fuerzas tras la ruta, nos dirigimos hacia el este de la isla. La primera parada Fajã dos Vimes.

El recorrido en coche hasta bajar a la fajã, es muy disfrutón. Una vez en la Fajã dos Vimes, basta con alzar un poco la mirada y observar la inmensidad de la isla con sus paredes boscosas y los acantilados.

Fajã dos Vimes
Fajã dos Vimes

En la Fajã dos Vimes, sobre todo para los viajeros más cafeteros, no podéis dejar de ir al Café Nunes a ver la una de las pocas plantaciones de café que hay en Europa, y por qué no probar una taza de café en la cafetería.

El dueño de la plantación, un señor muy mayor nos hizo una pequeña visita por la plantación y nos enseñó donde ponen a secar los granos de café al sol.

La cosecha es en mayo, por lo que si vas en esta época veras a los trabajadores de la plantación recogiendo el café y poniéndolo al sol a secar.

En la misma zona de la plantación tienen un pequeño museo con antiguos telares, ya que durante el siglo XVI en esta zona el arte de tejer tuvo mucha importancia. Se utilizaban técnicas de punto alto y punto bajo para tejer colchas y alfombras.

Topo

En la isla hay dos faros, uno en cada punta. Y los dos no podían ser más diferentes.

Primero fuimos a visitar el de Topo, al este de la isla.

Topo es la tercera población más importante de la isla y hasta llegar al faro hay que atravesar viñas y huertas. El faro nos marca que estamos en el extremo más oriental de la isla, y desde allí se observa en mitad del océano un pequeño islote el Ilhéu do Topo. Este islote ha sido declarado reserva natural por los ejemplares de flora endémica que se pueden encontrar y porque es predilecto para el anidamiento de varias especies de aves.

El faro de Topo
El faro de Topo

Día 3: en medio de parajes inolvidables

Fajã da Caldeira de Santo Cristo

Ficha técnica

Track de la ruta: para descargar

Pinchando aquí os podéis descargar el track para seguir la ruta con el GPS.

Descripción de la ruta

Esta ruta nos pareció en momentos como si nos trasladaremos al jurásico y en nuestra mente si pensamos en Hawaii sería algo parecido a estos paisajes. ¡Algún día lo descubriremos! De momento os podemos decir que esta ruta es imprescindible si estás unos días por São Jorge.

El coche hay que dejarlo cerca del parque eólico que hay en el centro de la isla pasado Claheta hacia el este de la isla. Hay un pequeño parking y un cartel informativo sobre la ruta. Esta ruta es solo de ida, la vuelta lo recomendable es hacer el taxi, a nosotros nos costó 20€.

Comienzo de la ruta hacia la Fajã da Caldeira de Santo Cristo
Comienzo de la ruta hacia la Fajã da Caldeira de Santo Cristo

Para encontrar un taxi en la meta de la ruta no hay problema, ya que es algo habitual y los taxistas están allí esperando para hacer estas carreras, por lo menos en temporada alta. Si vas en otro mes que no sea de temporada alta, quizás es conveniente conseguir algún teléfono de algún taxista y quedar que vaya a buscarte.

La ruta comienza en la sierra de Topo, ascendiendo por un sendero para adentrarnos en mitad de la isla, y caminando entre hortensias. Mires a dónde mires todos es naturaleza y verdor. Hay que ir siguiendo las marcas en hitos de madera para no perder el camino.

Caminando entre hortensias. Fajã da Caldeira de Santo Cristo
Caminando entre hortensias. Fajã da Caldeira de Santo Cristo

Comienza la bajada adentrándonos entre flora endémica de Azores, hasta llegar a una cascada. Parada obligatoria, a unos 3,5km desde el inicio de la ruta.

La cascada está metida en un bosque y tiene una pequeña poza donde te aseguramos que no podrás dejar pasar la oportunidad de darte un buen chapuzón. Nosotros estuvimos allí un buen rato a remojo y aprovechamos a comer algo allí tranquilamente.

La bajada continua por un camino hasta llegar a una pista más ancha que desemboca en un mirador para tener la primera vista de la Fajã de Santo Cristo.

Fajã da Caldeira de Santo Cristo
Fajã da Caldeira de Santo Cristo

Lo curioso de este lugar, es que en la fãja se ha formado una laguna en su interior.

La bajada continúa hasta llegar a nivel del mar. Desde aquí abajo, la sensación de tener el mar a un lado y la pared verde de la isla al otro es increíble.

Fajã da Caldeira de Santo Cristo
Fajã da Caldeira de Santo Cristo

Desde este punto hay que continuar llaneando, pasando una pequeña población  y bordeando por la izquierda la laguna. En este punto tomamos el camino que va dirección la Fajã do Belo.

Hay que hacer una pequeña subida que nos volverá adentrar hacia el verdor de São Jorge, para llegar hasta a la Fajã dos Cubres desde donde haremos la vuelta hasta el coche en taxi.

Ponta Rosais

Tras regresar al coche, ponemos rumbo al extremo oeste de la isla.

Antes de llegar a nuestro destino, el faro abandonado de Ponta Rosais hacemos una breve parada en el Parque das Sete Fontes.

Una cosa que nos encantó de todas estas islas son las áreas de descanso de las reservas forestales. Son un remanso de paz, perfectamente equipadas y muy cuidadas, e invitan a pasar un rato relajado observando la naturaleza a nuestro alrededor.

Área de descanso del Parque das Sete Fontes
Área de descanso del Parque das Sete Fontes

Continuamos la carretera dejando a nuestras espaldas el área de descanso hasta llegar a una pista de tierra, por la que habrá que continuar camino. Se puede pasar perfectamente con el coche.

Mientras íbamos conduciendo por este camino de tierra, tengo que confesaros que me invadió un sentimiento de auténtica libertad y soledad. Cómo si en este pequeño trozo de tierra, dirigiéndonos hacia el infinito solo existiésemos los cuatro habitantes del coche.

Llegamos al faro con el sol queriéndose esconder, así que de nuevo disfrutamos de un precioso atardecer en Azores. Además a nuestra izquierda volvíamos a tener a la Isla de Pico, imponente nos dejaba ver la cima que alcanzaríamos próximamente.

Atardecer en el faro de Ponta Rosais
Atardecer en el faro de Ponta Rosais

El faro de Ponta Rosais entró en funcionamiento en 1958. Pero actualmente se encuentra abandonado debido al terremoto de 1980.

Día 4: la capital de la isla

Velas

Velas esta encajonado entre impresionantes desfiladeros, y es donde se encuentra el puerto de la isla. Merece la pena visitar esta pequeña ciudad y pasear por sus pintorescas calles.

Nosotros pasamos aquí la mañana para esperar a que saliese el barco que no llevaría hasta Pico. El barco que une las dos islas tiene una duración de apenas 1 hora, y si tienes suerte como nos pasó a nosotros, podrás ver ballenas. Nosotros ya habíamos visto ballenas en Islandia, pero esta vez fue igual o más emocionante  que la primera vez.

Paseando por Velas
Paseando por Velas

Pues hasta aquí nuestro recorrido por São Jorge. Como ya os dijimos, nos supo a poco está estancia, y no porque nos dejasemos puntos importantes por visitar, sino por la tranquilidad y la sensación de aislamiento que se respira en esta isla. Descubrimos que hay un trekking que recorre São Jorge en varias etapas, por lo que aún nos dan más ganas de volver, así que ¡todo se andará! Sería una buena aventura la verdad.

De camino a la isla de Pico vimos ballenas
De camino a la isla de Pico vimos ballenas

Por el momento esto es lo que os podemos contar de este pequeño paraíso en mitad del Atlántico. Próxima parada, ¡Isla de Pico!

8 comentarios en “Azores: Isla de São Jorge”

  1. Menudas fotos!!! Espectaculares. Dicho esto chicos como ven hacer el viaje con peque??
    Y porfavor nos puedes pasar el enlace del Camping 🏕?
    Un abrazo y gracias!!!

    • Muchas gracias por tu comentario Cristian!! Creemos que es un buen viaje para hacer en familia, ya que casi todo es muy accesible en coche y todas las islas de Azores son muy tranquilas. El tema de las rutas son sencillas así que con una mochila para portear bebés durante el trekking sea sencillo seguramente.

      El camping de Calheta es https://www.visitazores.com/es/accommodations/calheta-camping-park en esta web tenéis toda info para contactar con el camping si decidís ir allí!

      Un abrazo y gracias por leernos!!

  2. Menudo lugar chicos! Con las ganas que tengo de conocer São Jorge, las picinas naturales me encantan , así que aquí no me lo perderé!! entonces cuantos días recomendáis ir? Esta bien los que estuvisteis, o mejor más días?

    • Muchas gracias por el comentario! pues a nosotros nos encantó esta isla, estuvimos 3 días y una mañana, y es suficiente para conocer la isla en profundidad. Pero se podria estar un par de días más de relax por las piscinas naturales tranquilamente.
      Esperamos que os animéis a conocer este pequeño paraíso! 🙂

  3. Enhorabuena por el post sobre la isla sao Jorge. Me ha encantado y veo que puede ser un destino para hacer con la peque!!! Muchísimas gracias por compartir vuestra experiencia!!!
    Un saludo

    • Muchísimas gracias Alba! Esperamos que os animéis a conocer este paraíso en familia, y cualquier duda que os surja no dudes en escribirnos! La verdad que Azores en general son un destino muy tranquilo y con buenos accesos y carreteras para poder ir con niños!
      Un saludo!

  4. Qué gran post! Me gusta mucho que hayan detallado tanto el lugar y sus rutas. Super completo como para no perderse nada. Vi en los comentarios que dicen que es posible ir con niños. En nuestro caso es una niña de 5 años bastante acostumbrada a los trekking de montaña. El Pico da Esperanza quizás me genera dudas que pueda aguantarlo, ¿qué dicen? ¿es muy dificil para una niña?
    Y otra consulta que me queda: ¿cómo están los costos de los taxis? En nuestro caso iriamos sin auto por lo que deberiamos hacerlo todo en ese medio.
    De nuevo, los felicito por el detallado post y las hermosas fotos!!
    Un abrazo!!!

    • Muchas gracias por la enhorabuena!!!

      Pues justo vimos a una madre llegar hasta el pico Esperanza con su hija realizando la misma ruta que nosotros y llevando ella su mochila, no tuvo problemas. Tendria como mucho 8 años. No tiene grandes cuestas, ni dificultades tecnicas (la mayoria pista, y una parte un pequeño sendero bastante pisado entre pastos verdes, es decir, que no habia ninguna piedra)

      Depende de cuando hagais uso de ellos y de que trayecto o servicios necesiteis. Por ejemplo un viaje eran 20 euros entre diario y 25 en festivos. Pero si necesitas el taxi de manera exclusiva todo el día me parecen que eran 40-60€. De todas formas para mas detalle busca en google «São Jorge Taxi Tours» y te saldran varias webs y contactos para concretarlo.

      Cualquier otra duda nos comentas!!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies