Parque Nacional de Chitwan (Nepal)

Parque Nacional de Chitwan

Cómo llegar a Chitwan

Para llegar de Pokhara a Chitwan respira hondo y relájate, porque te espera un trayecto en autobús de unas siete horas por una de las peores carreteras que hayas podido ver.

El camino y el paraje por el que transcurre la carretera es espectacular, a un lado la montaña a otro el río. Pero la carretera es de doble sentido llena de camiones y autobuses que intentan adelantar al son del claxon.

Si te mareas, probablemente te haga falta tomarte algo para intentar controlarlo porque hay un tramo que aparte de todo esto hay que añadirle que es una pista de tierra llena de baches. Después de muchos baches, votes y algún que otro susto viendo los adelantamientos llegamos a Chitwan donde nos esperaban los del hotel.

Información curiosa sobre Chitwan

Chitwan, probablemente no te suene de nada hasta que te pongas a investigar sobre Nepal antes de tu viaje, o por lo menos eso nos pasó a nosotros. Y fue maravilloso descubrir que Rudyard Kipling había ubicado la historia su libro “El libro de la Selva” precisamente en esta zona de Nepal. Y que los nombres de todos los animales de la historia son las palabras en nepalí para referirse a los animales. Así que si en nepalí te dicen que han visto un baloo, significa que han visto un oso.

Nuestra experiencia en el parque nacional

Paseando por Sauraha

Llegamos al hotel a la hora de comer y después de una siesta nos fuimos a dar un paseo por el pueblo del Parque Nacional, Sauraha.

Las calles de Sauraha
Las calles de Sauraha

Esta zona unas semanas antes de que nosotros llegásemos se había visto afectada por una de las peores inundaciones en catorce años. Aunque se podía estar sin problemas por allí y hacer todas las actividades, las heridas que ha dejado el agua a su paso eran visibles en las casas que están hechas de adobe y bambú y en las calles de Sauraha.

Rincones de Sauraha
Rincones de Sauraha

El paseo por Sauraha caminando hasta el río nos impresionó por la pobreza que se veía, y el imaginar lo que habían tenido que pasar hacia unos días te ponía los pelos de punta. Esta zona es muy distinta al resto de Nepal, o por lo menos a las zonas que nosotros habíamos visitado.

El atardecer en Sauraha
El atardecer en Sauraha

Cuando llegamos al hotel nos preguntaron si queríamos hacer el safari en elefante o en jeep, no lo teníamos muy claro pero en el paseo vimos un elefante al que nos acercamos con el guía que era uno de los que utilizan para hacer el paseo por la jungla y nos dio mucha pena porque los tienen con los cuernos cortados y encadenados. Además, al día siguiente fuimos a una reserva de elefantes que hay en el parque, y si ya no estábamos muy convencidos con la idea después de la visita aún menos, no nos pareció que estuvieran muy bien ahí los elefantes. Por lo que, decidimos no fomentarlo y hacer el safari en jeep y así no perjudicar a ningún ser vivo. Pero esto es una decisión personal, que cada uno toma según sus opiniones y criterios.

Santuario de elefantes en Chitwan
Santuario de elefantes en Chitwan

La primera noche en Chitwan, fuimos a la casa de la cultura de Sauraha para ver la representación de algunos bailes y cánticos típicos de la zona.

La experiencia de navegar en canoa entre cocodrilos

Al día siguiente, por la mañana dimos un paseo en canoa donde se pueden ver pájaros y cocodrilos. Los cocodrilos impresionan mucho, casi tan largos como la canoa pasan sigilosamente río arriba, río abajo. En Chitwan a parte de los elefantes y cocodrilos, habitan el rinoceronte de un cuerno y el tigre, pero para verlos tienes que tener mucha suerte. Durante el paseo de la mañana vimos huellas de estos dos animales pero no nos cruzamos con ninguno.

Los animales salvajes de Chitwan
Los animales salvajes de Chitwan

Safari: en busca del rinoceronte

Por la tarde, nos fuimos a hacer el safari, que al ser el jeep dura unas tres horas, así que estuvimos toda la tarde dando vueltas por la jungla a ver que animales podíamos “cazar” con nuestros objetivos. En nuestro camino se cruzaron un montón de ciervos, unos cuantos jabalíes y un pájaro muy raro con un pico muy grande. La verdad que aunque no vimos a los reyes del parque la experiencia vale mucho la pena.

Safari en Chitwan
Safari en Chitwan

A la vuelta el tiempo empezó a cambiar, y de una tarde con un sol y una temperatura muy buena pasamos al diluvio universal. Las calles empezaron a llenarse de agua y parecían riachuelos, miedo da pensar en aquellas inundaciones que acaban de vivir…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies