Pokhara

Pokhara

De vuelta de las montañas aún estando cansados y con unas agujetas de muerte de tanto escalón nos volveríamos a subir allí arriba, realmente ha sido increíble.

Estamos de regreso en Pokhara, la ciudad más grande de la zona oeste de Nepal.

El mayor atractivo de Pokhara es su lago, el lago Phewa que es el segundo lago más largo del país.

Pokhara es el lugar de donde salen las expediciones a la zona de los Annapurnas y se respira un aire montañero por sus calles. Dar un paseo por la zona del lago es muy recomendable. Hay multitud de tiendas de montañas donde puedes comprar material, pero debes saber que lo que compres es de imitación. Nosotros compramos unos bastones y un plumas que de momento no tenemos queja.

Qué visitar en Pokhara

Lago Phewa

Después de pasar toda la zona más comercial, te puedes meter hacia la izquierda donde está el embarcadero para alquilar una barca y remar un poco por el lago. Si no te apetece la idea de remar, o como a nosotros la climatología no está de tu lado, ¡no te preocupes! Desde este mismo punto sale un camino de tierra que va por la orilla del lago por lo que puedes seguir tu paseo por aquí parando a hacer fotos cada dos por tres.

Pagoda de la Paz Mundial

Otra visita que a nosotros nos gustó mucho fue subir a la Pagoda de la Paz Mundial, desde donde tienes muy buenas vistas de Pokhara. Para llegar hasta aquí es recomendable coger un taxi que te costará unas 200 rupias.

La Pagoda está en lo alto de una colina, el taxi te sube hasta la entrada donde empiezan unas escaleras, ¡sí, más escalones! Pero estos no son nada con todo lo que ya hemos subido y bajado, os lo aseguramos. Arriba llegas a una especie de jardín y al fondo está la Pagada de la Paz Mundial, con un nombre precioso la pagoda blanca se yergue sobre una escalinata, está custodiada en cada uno de sus lados por budas dorados y gigantes.

Cascada de Devi

Otras visitas que puedes hacer en Pokhara, pero que a nosotros no nos gustaron fueron la Cascada de Devi, que no nos impresiono y además está puesta con unas vallas que no te dejan disfrutar de ella, justo en frente hay una cueva pero ni entramos, primero tienes que atravesar como un bazar y esto ya le quita todo el encanto que podía tener.

Dónde comer y dormir

Para comer y alojarte al igual que en Katmandú hay muchísimos sitios. Y si vas en temporada baja puedes ir sin reserva. El hotel en el que nosotros estuvimos es muy recomendable, con buenas habitaciones, muy buen desayuno (te costará tener hambre a lo largo del día) y además te guardan parte del equipaje durante los días de trekking si quieres y sin coste adicional (pincha aquí para ver el detalle de los alojamientos en Nepal)

En el próximo artículo damos un gran salto y nos trasladamos hasta la zona sur del Terai, al Parque Nacional de Chitwan. ¡No te lo puedes perder!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *