Islandia: Zona Sur

Islandia: Zona Sur

Seguimos nuestra ruta por la tierra de hielo y fuego. Continuamos por la zona sur de la isla, que a parte de la zona del Circulo Dorado en esta zona de la isla se puede disfrutar de muchísimas otras atracciones naturales, que te dejarán con la boca abierta.

Mapa de la zona

Qué ver en la zona sur de Islandia

Continuamos el diario de nuestras botas en el tercer día de ruta:

Cascada de Seljalandsfoss

Nos levantamos en el camping de Southcoast Adventure Ehf, con unas vistas privilegiadas de Seljalandsfoss (si quieres saber más sobre este camping pincha aquí para leer el artículo que escribimos sobre los alojamientos en Islandia)

Empezamos el día tras desayunar unos ricos cereales Cinnamon Toast Crunch, si eres amante de los cereales y la canela ¡seguro que en tu viaje te harás adicto a estos cereales todas las mañanas! Nuestra primera parada fue la espectacular cascada de Seljalandsfoss, probablemente una de las cascadas más bonitas que te encuentres en tu viaje, y no porque sea la más alta ni la más caudalosa sino que tiene la peculiaridad de que puedes pasar por detrás, lo que hace que sea muy bucólica y puedas hacer unas fotos muy chulas.

Cascada de Skógafoss

La siguiente parada es otra cascada, Skógafoss. Para llegar hasta esta cascada es muy sencillo ya que hay que conducir por la carretera número 1 durante 29 kilómetros hasta encontrarnos con la cascada. Skógafoss, es la típica cascada que nos imaginamos cuando pensamos en este fenómeno de la naturaleza. No pierdas la ocasión de disfrutar de Skógafoss primero desde abajo dejándote mojar por el agua que sale de la misma, y luego desde la parte alta donde puedes sentir la altura y caída del agua.

Piscina de Seljavallalaug

Cerca de aquí está el famoso volcán Eyjafjallajökull, que seguro que te suena este nombre impronunciable porque en 2010 fue el culpable del colapso del tráfico aéreo europeo. Nosotros nos acercamos hasta  esta zona para ir a la piscina de Seljavallalaug (punto rojo del mapa) para darnos un bañito. La piscina de Seljavallalaug está situada en un estrecho valle por debajo del Eyjafjallajökull y es la piscina más antigua de Islandia, data de 1923. La piscina tiene 25 metros de largo y 10 metros de ancho y fue la piscina más grande de la isla hasta 1936. Es un lugar que no suele estar en las paradas de los viajeros que llegan a Islandia pero es muy recomendable, ya que darse un baño en este lugar único no tiene precio. Para llegar hasta aquí, hay que conducir por la carretera número 1 hasta tomar el cruce de la carretera 242, por esta carretera hay que continuar hasta ver el cartel de Seljavellir, y seguir por ese camino hasta llegar al parking donde se deja el coche, para luego caminar durante unos 15-20 minutos hasta llegar a la piscina (aquí os dejamos un enlace a un track de wikiloc, aunque el camino no tiene perdida)

Glaciar de Mýrdalsjökull: más allá del muro

De camino a Vík í Mýrdal hicimos un par de paradas más. Primero paramos en el glaciar de Mýrdalsjökull (punto verde del mapa), este glaciar lo bueno que tiene es que es muy accesible. Para llegar hasta este glaciar hay que conducir por la carretera 1 hasta el desvío de la 221, que es una carretera de grava que nos llevará hasta la lengua del glaciar. Mýrdalsjökull fue el primer glaciar que vimos en nuestra vida y nos dejó sin palabras. Los tonos de azules, blancos y negros de la ceniza volcánica hacen que este glaciar sea único. Seguro que cuando te acerques a este lugar en tu cabeza resonara la frase Winter is coming… y no es para menos ya que este glaciar ha sido uno de los escenarios de la serie Juego de Tronos. Es importante recordar que aunque la lengua del glaciar sea accesible y puedas tocar hielo fácilmente, no se debe olvidar que un glaciar es peligroso y no es un lugar donde ponerse a caminar sin guía ni el equipo necesario, así que ¡seamos viajeros responsables!

Los acantilados y la playa negra de Vik

Retomando el camino por la carretera número 1, a 18 kilómetros de Vík í Mýrdal paramos para disfrutar de los acantilados de Dyrhólaey uno de los mejores lugares donde conocer a los frailecillos, esta ave marina se encuentra en la zona del Océano Atlántico y tiene características muy peculiares que quizás no conozcas:

  • El pico se vuelve gris mate en invierno, pero recobra su color en primavera
  • Son parecidos a los del pingüino, pero su colorido pico le ha merecido el apelativo de loro de mar
  • Pasan la mayor parte de su vida en el mar, son unos excelentes nadadores que usan las alas para impulsarse bajo el agua y usan sus pies palmeados como timón
  • Pueden sumergirse a profundidades de 60 metros, aunque su inmersión solo dura entre 20 y 30 segundos
  • Son capaces de batir sus alas hasta 400 veces por minuto y pueden alcanzar los 90 kilómetros por hora
  • Las hembras ponen un solo huevo, y ambos padres se turnan para incubarlo
  • Las parejas de frailecillos suelen reunirse cada año en el mismo lugar, donde crían a sus polluelos

Después de ver las vistas de la playa negra de Vik al atardecer, toca montar el campamento y cenar en el camping Tjaldstæði Vik (pincha aquí para saber más sobre el alojamiento)

Cañón de Fjaðrárgljúfur

Al día siguiente, continuamos nuestro viaje por la carretera número 1 dirección a la pequeña población de Kirkjubæjarklaustur, desde Vik hay unos 75 kilómetros.

Un poco antes de llegar al pueblo nos encontraremos con un paraje increíble, el cañón de Fjaðrárgljúfur. Para llegar hasta el cañón hay que dejar el coche en un parking y caminar durante dos kilómetros hasta llegar al mirador.

Estando allí te trasladaras a otro mundo. De un verde único y con formas imposibles creadas por la fuerza de las aguas que bajan de los glaciares que cubren parte de la isla. Contemplar estos paisajes nos hace sentirnos afortunados por este regalo de la naturaleza y nos hace reflexionar sobre lo importante que es cuidar el medio ambiente, porque si algo hemos aprendido durante nuestros viajes y salidas a la montaña, es que estamos aquí de paso y lo que nos rodea lleva aquí millones de años, así que quien está de prestado somos nosotros. Por lo que hay que disfrutar de la belleza del mundo con responsabilidad.

En Kirkjubæjarklaustur también podemos disfrutar de las cascadas gemelas, Systrafoss.

Seguimos conduciendo por la carretera 1 durante unos 70 kilómetros hasta el Parque Nacional Skaftafell, donde montaremos el campamento hoy.

Con estas paradas terminamos la parte sur de la isla pero nuestro viaje no ha acabado, aún quedan muchos sitios increíbles que ver ¡así que no te pierdas los próximos artículos!

1 comentario en “Islandia: Zona Sur”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies